Mamakaya

Apasionada de la moda desde que tengo recuerdos. Y en contra de muchas opiniones, convencida de que cada estilo tiene su día, su momento, su lugar. Por eso, a pesar de sentirme más yo y más sexy con el bohochic, no me puedo resistir a colgar en mi vestidor todo tipo de prendas y complementos, que a pesar de comprar a veces sin saber por y para que, siempre aparece ese momento especial donde le hago brillar.

Dentro de mi existe una inquietud muy grande por el diseño y la creación de piezas y prendas que fluyen dentro de mi y que iré plasmando en realidades que os ire enseñando. Porque los sueños estan para perseguirlos y lograrlos.

No conocía la cultura wayuu, pero la pasión de Ana por su país y su cultura creo en mí la idea de compartir con ella este proyecto en el que estamos poniendo todo nuestro amor, tiempo y esfuerzo. Con el convencimiento de que tú también te puedas enamorar de una mochila wayuu. Por qué tener una pieza hecha a mano es siempre maravilloso y te acompañara por muchos años. Cualquier pieza que tú adquieras nos produce además la satisfacción de saber que estamos colaborando en la continuidad de los indígenas wayuu…..Siempre vestidas con colores alegres y tejiendo con alegría y mucho amor.

Besos para todas,

Carmen

Hola soy Ana conocida dentro de mi familia como (mamakaya). Todo empezó cuando hace 3 años me mude a España locamente enamorada de un español, que aunque estoy feliz de vivir aquí y aprender de vuestra cultura que es un encanto, no dejo de echar de menos mis raíces. Pensé que así como ustedes me han enseñado tanto de lo vuestro, yo les podía regalar algo de lo mío. Que mejor que colgar en tu armario una mochila wayuu que con su tejido colorido ya alegra el día. No obstante, nuestras mochilas provienen directamente de la Guajira, son tejidas por un grupo de mujeres indígenas cabezas de hogar y ellas están encantadas de llevar su cultura a otras partes del mundo. Quiero aclarar que pagamos a las indígenas lo que ellas nos exigen por cada pieza, siendo colombiana y descendente de familia indigena no lo permitiria de otra manera. Es un trabajo 100% hecho a mano y cada pieza se tarda hasta 20 días en estar lista, también quiero destacar que las mochilas decoradas con pedrerías y otros abolorios son decoradas 100% a mano por artesanos locales, complementándolas para hacer cada pieza aún más única. Y quiero dejar claro a todos nuestros usuarios que tanto los indígenas, como los artesanos que trabajan con nosotras saben que su pieza es traída y vendida en Europa.

Besos

Ana